domingo, 7 de julio de 2013

La Experiencia Food Truck

Lo primero que me gustaría decir es: ¿Por qué Food Truck?
Vamos a sugerir un nombre más nacional para este fenómeno muy nuevo de comida callejera. Yo sugiero: Comida Sobre Ruedas o Comida en Llantas o Antojos en Camión. Se aceptan sugerencias.

Les platico, por andar de metiche, me enteré que se iban a juntar 5 de estos camiones en el estacionamiento del Sud 777 y que me lanzo a conocerlos ya que iban a estar juntos varios de ellos.

Los camiones colocados alrededor del estacionamiento y unas cuantas mesas grandes colocadas al estilo de Centro Comercial en sus áreas de comida rápida. Vale decir que estaba muy concurrido y no había lugar para sentarse. Esto nunca será obstáculo para un comedor callejero profesional, casi siempre lo excelente se come parado en mera calle.

 
De las 5 opciones que encontré, decidí probar alguna de cada camión.

Inicio con el más cercano para eso de no discriminar y me acerqué al Primario Gourmet Mexicano. En este camión pedí una gordita de Cangrejo, preparada con maíz azul y sazonada tipo pibil. Bastante buena. Vi ahí también un huarache de lengua, que se me antojó, pero no podía probar tanto o no llegaba al 5° camión.


De ahí pasé al Barra Vieja, que te ofrece pescados y mariscos. Ahí pedí un Taco Barra vieja en Gabardina. Este es un taco de un chile de agua relleno de huachinango a la talla y salsa pico de gallo. Mi Chiquita que unida a sus retoñitos se me pegó, pidió un Volcán de Mariscos, que viene a ser una tostadita con pulpo, camarones y aguacate. En el taco, yo considero que el chile domina mucho en sabor sobre el pescado, la siguiente lo pido sin gabardina. En cuanto al Volcán, solo me dieron una probadita y me pareció bueno.

Seguimos al siguiente que era el Bistro Chicken, ahí te ofrecen básicamente Alitas y tiras de pollo con diferentes aderezos, Aquí la Cachorra pidió unas Alitas al BBQ de Mango. Solo me tocó una probada y la verdad, no me pareció que supieran a nada de mango. Bien cocidas, servicio lentón y equivocado. Creo que hay mejores, pero tienen una gran oportunidad de mejorar sus aderezos.

Ya entrados en pruebas, que me paso al Ñham-Ñham, Este nombre me gustó y aquí pedi una torta estilo vietnamita de cerdo con paté. Esta fue la mejor elección del día. El pan delicioso y tronador, la carne perfectamente cocinada y la combinación con el paté y los vegetales quedaron de rechupete. Me robaron media torta y ni modo de denunciar a la familia.

Finalmente llegue al Bueno Bonito Bistro, que te ofrece algunas especialidades mexicanas. Aquí me ganó el antojo de unos sopecitos de escamoles y una quesadilla de palma de maguey. Me esperaba más de los sopes, pero creo que les faltaba sazón y eso que los escamoles son ya de por sí una delicia. En cuanto a la quesadilla, estaba buenísima, la salsa para acompañarla era roja con mezcal y estaba ideal para acompañarla.

En cuanto al servicio, yo pondría como # 1 al Primario Gourmet Mexicano.
El Camión más atractivo: Barra Vieja
Según yo, la mejor opción probada (me faltaron muchas) La Torta Vietnamita de Cerdo y Paté del ÑHAM-ÑHAM.

También les sugiero a todos ellos: Tengan más opciones de bebidas. No había opciones light (solo agua).
Otra sugerencia: A mi Oso de Peluche (niño) no se le antojó nada. Tengan opciones para niños si quieren a familias como clientes.
Sugerencia Final: Ofrezcan Postres.

Creo que estos pioneros, se merecen la oportunidad de ser conocidos y probados, los camiones están padres, el equipo que los atiende es como el de cualquier restaurante bien puesto, con uniformes, higiene y atención. ¡Suerte Valientes!

No le hagan mucho caso a esta opinión de un solo medio Conocedor. Los comentarios que escuche entre otros comensales eran muy buenos, recibimos recomendaciones de diferentes personas que ya habían probado algo, como si ellos fueran los cocineros.

Todavía tienen muchas limitaciones operacionales por parte de los gobiernos. No hay permisos para ponerse en vías públicas. Ojalá pronto los tengan, ya que de verdad son opciones muy atractivas para gente que quiere comer diferente y su tiempo no se lo permite. Además de ser fuentes de trabajo.

Si se los encuentran por ahí, visítenlos es una experiencia.
 
¡Vive! ¡Disfruta! ¡Comparte!