domingo, 18 de agosto de 2013

Adiós Vacaciones

Esto es un mero decir si no eres estudiante, los que ya dejamos de asistir a las aulas del saber, no sentimos tan feo.

Este domingo me recuerda cuando yo si iba a esas aulas. Escuchaba los comentarios motivadores de mis papás, tratando de hacer menos traumático el regreso a clase. Acá su Conocedor, nunca se llevó de a “cuates” con las aulas.

Esos domingos de último día de vacaciones empezaban muy normalitos, pero conforme se hacía tarde, la angustia se acentuaba, la incertidumbre de empezar otra vez era horrible y lo peor, seguro me iba a tocar una maestr@ como del SNTE.

Escuche, desde:

Ya vas a ver a tus amigos otra vez.
-No dejé de verlos en vacaciones, ¿no podremos seguir viéndonos sin ir a la escuela?-

Vas a aprender nuevas cosas.
-Yo no quería aprender nada nuevo que no fuera por autodidacta y de mi interés. Diría Manolito el de Mafalda: ¿Para que me va a servir saber que el Everest es navegable?-

Ya no vas a estar aburrido en la casa.
-¿Quién dice que me aburrí? Aburrido en la escuela.-

No quieres ver a Fulanita (Méndiga Fulanita, me traía cacheteando las banquetas y ni caso me hacía)
-Noooo. Ya ni me gusta. Cuando la respuesta real hubiera sido: No más por verla regreso a esa cárcel temporal.-

Hoy los nuevos enanetes, SI TIENEN GANAS DE REGRESAR A LA ESCUELA.

Esto me asusta y a la vez me genera esperanza de un mejor ciudadano.
El susto es por qué a mí me aterraba ese regreso, yo hubiera vivido de vacaciones desde mi graduación de Sección Maternal.

No se crean que solo ese último domingo de vacaciones me estresaba, nooo, cada domingo del ciclo escolar era la misma sensación de malestar en mi cuerpecito, desde ahí le tengo un amor especial a todos los viernes.

Para los más nuevos en este mundo, les deseo que el regreso no sea tan traumático como los míos, que si aprendan que el Everest no es navegable, que no les toque uno del SNTE y que Fulanit@ ahora sí los pele.

Aunque mañana sea lunes….
¡Vive! ¡Disfruta! ¡Comparte!