sábado, 20 de octubre de 2012

¡Güerito Mi Amor!

Hoy sábado amanecí con antojo de tacos de cecina, chicharrón y longaniza con una buena ración de salsa de chiles colorados y cebollas asadas. (Clásico Campechano) y recordé:

He tenido la oportunidad de estudiar la carrera de Ingeniería Industrial, también una serie de cursos relativos a ventas y servicio a clientes, he tenido conversaciones con expertos en RP y he convivido con mucha gente que comparte sus experiencias.

Un día pregunté en la famosa taquería localizada en la zona de la Plaza de Toros México, ¿Porqué no hay tanta gente en la sucursal de más al sur?

Ahí recibí la mejor clase de mercadotecnia, servicio al cliente, relaciones públicas y atención personal.

La respuesta fue: Porqué aquí  te consiento y te digo “güerito mi amor”.

Los tacos son tan buenos en cualquiera de las Taquerías de la cadena, el servicio también es excelente, pero en esta,  está “Chonita”, ella es la persona que busco para formarme para que me prepare mis tacos (independientemente de la fila que tenga que hacer)

Me siento rete importante y  bienvenido cuando me ve y dice: ¡Hola Amor! ¡Qué milagro! ¿Vienes con El Loco? (Qué es mi amigo y muy constante compañero de el tour gastronómico que hacemos y le dice El Loco porqué le pone salsa como para locos).

¡Esto le da mucho mejor sabor al taco!

Ella me hace regresar, formarme en su fila, me hace sentir en mi casa y me recuerda que ahí me siento muy bien, como rico y ya quiero regresar.
 
 
¡Vive! ¡Disfruta! ¡Comparte!