jueves, 21 de marzo de 2013

El Rincón de Moma

Si quieren visitar una Antojería Pibil, El Rincón de Moma es el lugar.

Es un pequeño local localizado en la calle de Hamburgo # 331, LOC 7, casi en esquina con Lieja.

Vas a encontrar desde la clásica cochinita pibil, la sopa de lima y los panuchos, pero realizados con recetas 100% caseras y de tradición familiar.

No puede faltar el Relleno Negro que es otra delicia.

Lo más interesante aquí no son estos platillos que encuentras en muchos restaurantes con comida yucateca. Lo más interesante es cómo los preparan.

Déjenme les platico del Tacón: Una tortilla de harina grande, rellena de su guisado preferido (yo de cochinita) y esta aderezada con salsas de chiles yucatecos incluidos obviamente en Habanero y su salsa Xnipec. Además te ponen un platito con el caldo del guisado del pibil, donde vas remojando tu tacón que toma más sabor.
Otra opción excelente son los panuchos, que vienen como los clásicos, las tortillas rellenas de frijol y con el guisado de tu preferencia. Aquí si le entré al de cochinita y al de relleno negro. Esta difícil recomendar uno primero. Prueben ambos.


 La que yo considero su mejor opción son los flotantes: Imaginen unas flautitas rellenas de cochinita, colocadas en un plato hondo con su caldo de pibil, la cebolla morada y la salsa de su lección. Al morderlos, truenan en tu boca, esa combinación del sabor de la cochinita con la tortilla ligeramente frita y humedecida por el caldito, no es creíble.
 Puedes pedir, tacos, tortas, panuchos y todo para llevar. Aunque pidas para llevar, no vas a poder dejar de comerte algo ahí mismo.
También vas a encontrar platillo del día, hay Frijol con Puerco, Pollo Pibil o Papadzules.
Todas son recetas caseras y saben caseras, cada platillo está preparado con mucho cuidado, ya me metí hasta la cocina y vi con mis ojitos el empeño de las cocineras por crear algo mejor para el cliente.

Te puedes echar tu chela y ver algún partido por sus televisiones. Llega temprano porqué se llena a medio día.

Yo nada más me comí 2 tacos de cochinita, 2 de relleno negro, 2 panuchos un tacón y 2 órdenes de flotantes. Ya no pedí postre, porqué no me cabía nada más, pero mis acompañantes pidieron el helado de coco y quedaron encantados.

¡Vive! ¡Disfruta! ¡Comparte!