viernes, 24 de mayo de 2013

¿Estaré mal?

Me he hecho esta pregunta una bola de veces, la mayoría me quiero convencer que estoy bien, pero los hechos y argumentos me hacen dudar.

Por ejemplo:

No me da la paciencia para ir a comprar zapatos con mujer alguna.
Nunca encuentran algo que les guste, si les gusta no les queda, si les gusta y les queda, entonces no combina…. No puedo, pero siempre hay un argumento: “Goyo sí acompaña a su esposa y hasta le ayuda a escoger.”
Goyo ha de tener novia y no la han cachado.

No me gusta el recalentado.
Ya recalentada la comida no sabe igual, quisiera ver a alguien pedir la comida de ayer en algún restaurante.
El argumento: “A todos les gusta el recalentado menos a ti, lo haces para mortificarme y hacerme trabajar.”
La comida se come recién hecha. A menos que haya que añejarla para hacerla mejor.

No me gustan las películas de comedia romántica.
Bueno la verdad son muy buenas para echar una siesta, pero eso de poner atención y comentar después, no puedo.
Más argumento: “Esta buenísima, pero como te sientes muy macho, dices que no te gusta.”
No soy muy macho, pero si no hay uno que otro muertito y una que otra encuerada, la película no tiene chiste. Las infantiles me encantan.

No me gusta el Whatsap
Mis dedotes marcan de a tres letras cada vez, me da una flojera buscar en el teclado y corregir además pienso que es pérdida de tiempo.
Argumento: “Sale baratísimo y es muy divertido, hablas con muchos al mismo tiempo.”
Si hablando en bola no entiendo nada, escribiendo en la misma bola menos.

No me laten las mentiras
Como no me puedo mentir a mí mismo, me está remordiendo la conciencia todo el tiempo.
Argumento: “Invéntale algo, luego se siente. Es una mentirita blanca.”
No se vale mentirle a nadie, menos a los queridos.

Me encanta discutir generando polémica
Realmente disfruto contradecir a muchos y nada más por molón. Mi suegrita es víctima constante y se encarrera cual piloto de F1.
Argumento: “Por eso no eres el consen.”
Cada quien escoge su hobby ¿O no?

Solamente le voy al América y ya
No puedo cambiar de equipo, es más fácil cambiar de sexo.
Argumento: “Ya cambia, solamente dependen del Chucho, nunca ganan nada, los odian más que al Peje, mejor Chiva, Azul, Puma, Tigre, Rayado, Monarca o Xolo.”
¡NEL!

El tipo de coche me vale gorro
Mientras me lleve y me traiga, sea automático (con este méndigo tráfico el que maneja estándar es mi héroe) y no se descomponga, me da lo mismo.
Argumento: “Esa camionetota está padrísima, te verías genial en un 500 (yo creo que ni quepo), un deportivo te da personalidad.”
Solo un coche tuvo mi amor: El Poderosísimo.

Odio la piratería
No quisiera que algo que se me ocurra a mí, esté registrado a mi nombre y de verdad sea excelente, sea explotado por otros sin derecho.
Argumento: “Yo no tengo tanta lana, sale mucho más barato, es lo mismo, el artista gana una lanota y ni le afecta.”
Además de ser delito, es un ejemplo que no quiero dar a mis hijos.

Existen muchas otras cosas sobre las que me puedo preguntar si estoy bien y me brincan dudas……

Como reflexión, creo que sí puedo estar mal en algunas, pero me siento rebien en todas. ¿Estaré mal?

¡Vive! ¡Disfruta! ¡Comparte!