miércoles, 29 de mayo de 2013

Que no llueva

Viene la siguiente 1ª Comunión. No quieren que llueva ese día e iniciamos con la investigación de los rituales.
Como me gusta esto de estar de metiche en la red, me tocó investigar dichos rituales. Aquí lo que encontré y cómo me lo imagino:

Acuchillar el pastito:
Este ritual es muy constante entre muchas familias (por no decir las mujeres de dichas familias). Agarran un cuchillote tipo cebollero y se lo clavan al pastito de la casa donde se va a festejar  y así no va a llover.
Como  esto ya lo he visto, no me lo imagino. Sale mi suegrita corriendo como loca y volteando al cielo, para ver donde debe ser la cuchillada perfecta. Mi Chiquita corre atrás de ella como buscando OVNIs y deciden el lugar. Acuchillan al pastito y se quedan de un tranquilas, como si le hubieran puesto un paraguotas a la casa.

La Cruz de Cal
Primero tienes que ir a la Casa de Materiales a comprar tantita cal (suficiente para dibujar una cruz) y localizar el rincón izquierdo de tu vivienda. Ahí dibujas una cruz de cal en el piso y desde el día anterior. Si la pones el mero día va a llover.
Aquí me imagino a las bellas del hogar, vestidas de blanco, en peregrinación hacia el rincón izquierdo, con su Copal humeante, su bolsa de cal y una cuchara para colocarla. Al momento de pintarla (eso es un decir), me las imagino haciendo un círculo y pidiéndole a Tláloc que no sea méndigo y se contenga hasta pasado mañana.

Cal y Cuchillo
Esta es una combinación de las dos anteriores, pero no hay cruz, se hace un círculo de cal y ahí se clava el cuchillo.
Se me hace que es más segura que las anteriores, ¿No dicen que la unión hace la fuerza?

Cortar Nubes
Este está más fumado, tienes que salir con unas tijeras, concentrarte muchote y donde veas nubes, tirar tijeretazos al aire, así se cortan las nubes y ya no llueve.
Espero que esto no lo vayan a hacer en la calle o las van a meter a un manicomio. Nada más imagines a varias locas, cortando nubes con tijeras a plena calle. Todas gritando como locas “Qué no llueva”. Yo no soy chiveado, pero si me daría penita ajena si nos cacha algún vecino.

Hechizando al Cielo
Aquí me empieza a dar miedo y pienso en brujas.
Tienes que hacer el ejercicio mentalmente: Piensa en un cielo muy soleado, debes imaginarte lo mismo que piensas y repetir mentalmente: “En nombre de todos los que estamos aquí (o vivimos aquí) que el cielo se abra y nos traiga cosas buenas.”
Se repite unas tres veces en tu mente, depende de cuanta fe y poder tengas durará el efecto. Casi siempre después de decirlo hay que esperar unos 15 minutos o media hora y el efecto dura el mismo tiempo, muy recomendado por hechiceros.
Ya me imagino, cada que se nuble, formamos un círculo sentados en Flor de Loto y empezamos con los pensamientos. Los invitados se van a quejar porqué no les dimos peyote.

Tapa a San Isidro Labrador
En la mayor parte de los hogares que se dedican a la agricultura en algunos pueblos y para que no lloviera, tienen una imagen de San Isidro Labrador.
San Isidro es cubierto con una servilleta o mantelito bordado con flores rojas, esto cuando siembran para que no llueva antes de que brote la milpa, se pegue la semilla y se eche a perder, ya cuando la milpa brota y no corre riesgo, se descubre a San Isidro para que llueva.
Aquí solo pienso en el pobre San Isidro, se va a pasar la pachanga tapado y si ver.

Niños: Si quieren hacer esto en casa, es su bronca, yo no me hago responsable por invitados mojados, quinceañeras ensopadas, novias en caldo o cualquier otra pachanga pasada por agua.

Si llueve, se tapan y ya. Que siga la pachanga.


¡Vive! ¡Disfruta! ¡Comparte!