jueves, 24 de enero de 2013

Hoy estoy preocupado

Ustedes disculpen, normalmente tengo buen humor y me gustan casi todos los días. El de ayer me dejó mal sabor de boca.

Entiendo perfectamente, que la SCJN tenía que emitir su opinión como fue.
No puede ser que cualquier ciudadano esté en manos de algunas autoridades con mucho poder para “fabricar” escenarios donde quedas como culpable y sin poder defenderte.

Pero: ¿Cómo es posible que una persona ya sentenciada salga libre?
Que alguien me explique por favor:
¿Los testimoniales no sirvieron? ¿El juicio fue una pérdida de tiempo?
¿Los secuestrados no cuentan? ¿Tampoco lo que les pasó?
¿Existe algún procedimiento para corregir el error técnico de cualquier autoridad?
¿Por qué alguien se equivocó, el presunto responsable ya no lo es? ¿El delito no existió?

Yo opino sin que me pregunten y con muy poco conocimiento:
Si el procedimiento estuvo equivocado, debiera haber posibilidad de corregirlo o cualquier experto en nuestras leyes penales, podrá delinquir, aprovechando estos “huecos”.
Ante los tribunales, todos debemos ser inocentes y la carga de demostración de culpabilidad debe quedar en la parte acusadora. Ya sean autoridades o personas.

¿Quién es responsable de todo esto?
Tengo alguna idea, pero debe haberlo de forma muy clara.
Las personas que sufrieron el secuestro, mutilaciones y vejaciones quedaron muy mal y sin el más mínimo respaldo de su país (Que también es el mío).
He visto y escuchado que Genaro García Luna es señalado como el principal responsable de la liberación de la “secuestradora”. No  creo…. Puede ser el que se haya “montado” lo que sea, que se haya “equivocado” en el proceso, que no se haya realizado de la manera oficial. El éxito de este señor, es haber liberado a los secuestrados, haber detenido la posibilidad de que hubiera más personas en el mismo caso y haber trabajado por estos ciudadanos.

Yo creo que los principales responsables son los partidos políticos, TODOS.
Les importan más sus cuotas de poder, los presupuestos asignados para “su supuesta democracia” y sus canonjías. No quieren ponerse de acuerdo en el bien de los ciudadanos mexicanos, no les conviene.
Si “nuestros” representantes populares se sentaran a trabajar por nosotros, esto no hubiera sucedido. Las Leyes serían las adecuadas para que los delitos fueran mucho menos, que los inocentes encarcelados estuvieran trabajando y en sus casas, que los delincuentes estuvieran detenidos y sin hacer daño a la sociedad, Pero NO LES IMPORTA Y NO LES CONVIENE.

Otros responsables, son muchos de los miembros de las organizaciones en pro de los derechos humanos. Otros expertos en leyes que las utilizan para generarse mayores presupuestos y (lo que se ve) solamente defienden “ciudadanos” en contra de las autoridades (muchos de ellos verdaderos delincuentes). Otra vez NO LES IMPORTA, NI LES CONVIENE defender a las víctimas de delitos y abusos que no sean cometidos por autoridades. Nada más recuerden lo que pasó en el Centro Histórico de la Cd de México, con videos incluidos.

Ayer me sentí (ya me había sentido así) muy desamparado por las autoridades de mi país.
Me vuelvo a dar cuenta que:
Entre más cosas malas hagas, tus derechos se van a hacer más reales y notorios.
Al que no paga impuestos, le dan ventajas.
El comercio ilegal es “mejor” opción que el legal y además amparado por Partidos Políticos.
La piratería es muy buen negocio y no hay autoridad que pueda con ella.
Que el respeto a reglamentos es una idea muy ingenua. Nada más vean a los taxistas, microbuses, metrobuses y muchos de nosotros manejando en la calle.
Que no se puede confiar en la mayoría de las autoridades.
Que los Senadores y Diputados no sirven para nada.
Que si tienes opción para que los medios te hagan notar, tus posibilidades son altísimas.

Hoy hay comunidades en Guerrero, que tomaron la seguridad en sus pueblos, por qué no la consiguieron de sus gobiernos. Ojalá esto no se generalice, pero los ciudadanos se van a defender a pesar de sus autoridades. Ya no aguantamos más.

Ya lo he sugerido, pero como ciudadanos podemos hacer algunas cosas muy sencillas por mejorar nuestro país:
Seamos legales.
No compremos piratería, tampoco mercancía de ambulantes, respetemos los reglamentos, tratemos de ayudar al otro en lugar de aplastarlo, pensemos bien, qué partido y candidato ofrece realmente democracia y soluciones (hoy no veo ninguno). Exígele a tus gobernantes y representantes. Yo me comprometo a seguir haciéndolo y a ver si logro que otros dos compatriotas lo hagan.

Me gustó una frase que escuché con lo de los calzonudos en el Metro: JUNTOS ESTAMOS SEGUROS.

¡Vive! ¡Disfruta! ¡Comparte!